SI SE TIENE QUE HACER, SE HACE

¿Por qué cuesta tanto hacer lo que toca hacer? está claro que nunca lo harás bien para todos, pero si la gente tuviera menos miedo de lo que los otros pensaran, todo sería mucho más fácil.

¿Por qué nos importa tanto lo que la gente piense de nosotros?  ¿por qué tenemos miedo de que nos dejen de querer?  si alguien te quiere no se aparta de ti si no le satisfaces sus caprichos. 

Yo no sé si el problema con los niños y adolescentes sólo lo tenemos dónde vivo yo o es más general,  y con problema me refiero (siempre generalizando, hay niños y adolescentes encantadores) a que hemos criado niños maleducados, egoístas, caprichosos, que no saben qué es el esfuerzo, que no respetan y que les da igual si sus padres, amigos, familiares o vecinos son felices o no, lo único importante es lo que ellos quieren… pero aún así, los padres continúan detrás de ellos, no fuera que se enfadaran y les dejaran de hablar. Yo no lo entiendo, uno  tiene que saber plantarse…y si los niños no lo entienden pues el problema es mucho mayor. Cortar el problema de raíz y aguantar hasta que las cosas estén en su sitio. A no ser, que a los padres ya les esté bien cómo son sus hijos, totalmente aceptable, pero que se vayan preparando para el futuro, cuando sean mayores y la cosa continue igual, a su servicio o sin visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *