Cómo acabar o comenzar algo

Afrontar las decisiones, no esconder la cabeza, no marear la perdiz, ser fuerte…creo que son las únicas formas que existen para acabar  o comenzar algo. Todas las monedas tienen dos caras, las personas no somos monedas, por eso en muchos casos tenemos más de dos caras. Últimamente me pregunto:  ¿realmente es tan difícil asumir lo que toca? Es verdad que todas la cosas requieren un  tiempo (y tienen su momento), pero uno no puede estar eternamente encallado en una situación. Continuar leyendo “Cómo acabar o comenzar algo”

Replantearse las prioridades

Muchos decimos: ¡Cómo está el mundo! Parece que estamos peor que nunca: la gente se ha vuelto egoísta, no nos ayudamos entre nosotros, vivimos estresados, no somos felices, nos falta tiempo, nos falta dinero… pero muchos tenemos muchas cosas incesarias, que nos cuesta nuestra tranquilidad mantener…sería hora, y quizás hablo por mí, de que nos replantearamos lo que es importante de verdad: Continuar leyendo “Replantearse las prioridades”

8 cosas que he aprendido

  1. El silencio no está suficientemente valorado. Hoy en día el mundo es extremadamente rudioso y no somos cautelosos con nuestras palabras. Las palabras muchas veces hieren más que una bofetada.
  2. Las decepciones surgen cuando esperas. No esperes y no te decepcionarás.
  3. No juzgues a nadie porque cada cual tiene sus circunstancias. Todos somos como somos por un motivo.
  4. Nadie debe decirte que lo que sientes no es correcto, ni nadie puede decirte que eres demasiado sensible. Sólo tu debes controlar tus sentimientos.
  5. No dejes de visitar y pasar tiempo con tu familia.
  6. El pasado tiene que servir para aprender, no puede ser una losa que no te deje avanzar.
  7. Nada es permanente, las cosas buenas terminan, las malas también.
  8. En el film titulado El guerrero pacífico, he aprendido que la vida es una paradoja, no pierdas el tiempo inentando comprenderla.

 

 

¿Los buenos modales están…out?

Parece que los  buenos modales, o lo que entendíamos por buenos modales, están en crisis. Sólo hace falta sentarse en una cafetería y observar cómo deja la gente las mesas y las sillas al irse. A mi modo de ver esto es más grave de lo que parece, porque lo que hacemos los adultos marca lo que hacen los niños. ¿Por que se abandonan las buenas maneras? Poner bien la silla al levantarse e irse, decir buen provecho, no ensuciar los lugares públicos, decir hola y adiós al entrar y salir de los lugares, decir buenos días cuando nos cruzamos con alguien, esperar pacientemente nuestro turno, dejar sentarse a la gente que lo necesita, no empujar para subir o bajar de un transporte público, dejar salir antes de entrar…  Continuar leyendo “¿Los buenos modales están…out?”